evans

Sargento Evans

Y entre tantos…

 

Sólo sigo órdenes.

Sólo eso.

 

Surqué la línea de mi vida,

Velé por la sangre de mis manos.

 

¡Cúbreme, estoy recargando!

 

Aún tiemblan mis piernas,

Aún veo el enemigo.

 

Pesa más mi conciencia,

Que todo mi equipamiento.

 

¡Sí, señor!

 

Rara vez suelo mirar al cielo,

Más estoy cansado de ver la tierra,

Quisiera dormir un poco.

 

Estoy cansado de matar,

Almas se esconden detrás

De mis ojos verdes.

 

¡Reagrupaos!

 

El día no se diferencia de la noche,

Más que por unas cuantas balas de más.

 

El agua no tiene sabor aquí,

Ni las flores su aroma.

 

¡Mantened la posición!

 

Si esto no es el infierno.

¿Qué es?

 

Dios, como me pesan la botas,

Como quisiera verla a ella.

 

¡Ataquen el flanco derecho!

 

La suave lluvia, que alivia mi rostro,

Y la brisa que corre las tibias gotas.

 

Quienes me pensarán en este momento,

¿Quién?

 

¡Francotirador a las doce!

 

Me siento exhausto,

Ya no puedo más con esto.

 

Ya no me importaría recibir

Una bala, con gusto pondría mi frente.

 

¡Médico, un médico!

 

La mira ya no funciona,

Mi alma tampoco.

 

Soltare a mi rifle, ya nada importa.

 

Sólo quiero volver a casa.

Sólo eso…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios2

  • isapoema

    Evans desde aquí te animo a que sigas escribiendo. Siempre leo tus poesias. Un saludo.

    • evans

      Gracias isa!
      Gracias por tu animo!
      Me alegra que te gusten!
      Besos!

    • crystaluz

      que poema!
      guau me llevaste al servicio militar!
      un abrazo
      taty



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.