Raquel Garita

Ajena a ti.

Descontrol completo en mi ser.

“Dentro de mí,  fuera de ti…”

“Pasos caídos, pocos latidos…”

Resuena en mí ser día y noche

 

Calculo fechas…

Estipulo sospechas…

Todas inciertas.

La mayoría cubiertas.

 

Ajena me he vuelto a tus besos,

al igual que a tu corazón.

 

Ansias carcomen mis dedos

L a soledad ahora  me alimenta

Negros escombros que me persiguen

 

Dueña soy del desaliento

¡Como quisiera deshacerme de él!

Si huyo me sigue…

Huele mi sangre a la distancia.

Olor embriagante en mis venas adictas.

 

Niebla oscurecen sus ojos.

Penetran los olivos del alma.

Desbaratan los sueños ajenos.

Mis sueños.

Comentarios1

  • orlando guevara

    "olor embriagante en mis venas adictas"... que locura el amor y la desesperación son tan necesarios que el cuerpo mismo se transgrede en su forma, en su ambición... melancólica agonía... no dejes que la sobriedad se reponga para martirizar de nuevo la locura infinita.
    que hermosas letras... saludos un besote por este poema...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.