Esteban Mario Couceyro

El sueño del mar

El sueño del mar

descansa su cansancio derrotado

lejos de la vida y la incansable lucha.


Por qué esos veleros negros llegan

donde él no quiere que lleguen...

aún así, de sus intimidades roban

una a una sus entrañas, los tesoros.


El mar sueña con cielos infinitos

sueña con la tormenta, que encrespa sus olas

en besos enamorados.


El mar sueña, dormido

con el naufragio de un beso

que enturbie sus aguas

que haga de olas brazos

que la sumerja en sus aguas.


Que al otro día

el sol, las aves en la brisa

y las aguas calmas

digan del profundo sueño del mar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.