Lincoyan del Rosario

AMOR EN CIRCULACIÓN.

Entre los extremos de lógica, vives en un declive al esperar ser feliz, no llegara si alucinas.

Formar parte de una mentira no es real, y la verdad daña para quien se le oculta, ahora dime:

no quiero preguntar sobre lo que fluye en mí, y no digas que es sangre, acaso el torrente de energía del sol lo provoca la luna, y el ocaso es provocado por un amor en circulación.

Busca lo que la vida quiere decir, y alimenta los días dando creación a una de las maravillas del mundo de belleza inimaginable, solo sigue respirando.

Pedazo de cielo que el paraíso dejo en la creación que libra del cuerpo la soledad, el creador del universo, encontró la alegría del alma al formarte de las costillas.

Buscar controlar el más mínimo tamaño nuclear del átomo, puede eliminar la fauna terrestre, y lo peor la libertad de su aroma, el viento perdería su esencia en una atmósfera alienígena.

Alimentándome de su fruto de los montes en venus encontré la hidratación, y el síntoma de sentir que el latido te pertenece libremos la batalla por la que peleamos los dos, enemigos de misma causa, amor.

 

                                                                                                                          Lincoyan del Rosario



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.