Jrgcn

Cada cierto tiempo.

Sucede... cada cierto tiempo. 
La inspiración viene y va.
Como tu figura, y mis pasos detrás de ella. 
Y es mi mismo deseo, loco deseo; el que te aleja, mas y mas.
Y no quiero evitarlo, me agrada que no espere nada de mí.
NO podría pedir que me conociera mas, si es eso exactamente: nada. 
Lo que a placer ofrezco, y no eres la única. 

Tu cabeza, con ese leve movimiento, que niega y destierra todo sentimiento,
es una razón más que me hace reconocer mi posición.
Es una meta, tan alejada, que se hace irresistible, a mi paladar, que de lo prohibido, lo quiere todo.

Y el buen licor, amigo de mis amigos, amor de mis amores, me hace olvidarte tan bien. 
Que decido olvidarte más a menudo, y con mas ganas.

Sin rencor, el peor desprecio, es seguirte queriendo tanto. 
Porque tanto te quiero, que te quiero lejos.
Te quiero con quien quieras estar. 
Te quiero lo mejor posible o lo que es igual, sin mí. 

Porque no pude y de igual manera no podría, prometer, conociéndome tan bien. 
Y no espero que me crea, no espero que me crea. 
Solo... suele suceder, cada cierto tiempo. 

El tiempo lo borrará, pero a placer te recordaré, cada vez que decida olvidarte, poco a poco, trago a trago. 

¿Qué sería de mí?. 
Si no te hubiera conocido. 
Y... aun... te quiero.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.