Luis P. Limiñana

EL PASAR DE LA VIDA


Siento el pasar de la vida y no guardo camino
aprendo de lo vivido, a veces sin sentido,
solo queda marcado el amor compartido
que guardado en el más profundo sentido…

Veo caminos sin destino, guiados al abismo,
marcados desvíos de fácil hechos vividos,
sentidos perdidos que claman desvalidos,
razones sin temores de falsos convividos…

Acciones pesadas ya encaminadas al abismo
almas marcadas, desgarradas, manchadas,
claman por lo no vivido, desviadas del buen hacer
del saber caminar en humildad y no en falsedad…

Corazones partidos claman en moradas marcadas
la razón de lo no vivido, enseñando el camino,
guiando el destino del apartar de la falsedad
y sembrando el interior del ido con amores vividos…

Hay corazones acogidos que manan destinos
a aquellos cautivos de una sociedad marcada
que no ha entendido los valores y razones
del vivir convencido de un lecho compartido…

Hay almas que reflejan el destino al sencillo
en despejos con caminos, sencillos de andar,
en amar de la verdad, en saber de la claridad,
con el alma amada, a estar en verdad llamada…

Hay caminos cruzados que al alma abrasa
imanes prometidos que al alma engañan,
lugares sin sentido ya perdidos de caminos
que arrastran cautivos moradas descarriadas…

Autor: Luis P. Limiñana

Todos los derechos reservados.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.