Raul Gonzaga

Trascender

Parece que fue ayer cuan sin pensar me hundí

En un profundo abismo, en letal soledad,

 Las enormes tinieblas de no poder hallar

Salida al laberinto, el cordel que seguí;

 

En sendas sin salida, sin querer, me perdí;

Yo buscaba una ayuda, una sana amistad,

Pero estaba muy solo, nadie pudo escuchar;

Y en una triste trampa muy solo me escondí;

 

Un auxilio buscaba, pero nada encontré,

Con mi alma resignada acepté mi destino:

Afrontar mi futuro, superar alma y piel;

 

Y bebí muchas lágrimas y pisé los espinos,

Pero no me quejaba pues sin alma quedé:

Trascendí ese momento: logré hallar mi camino…

Comentarios2

  • Raul Gonzaga

    Si supieran el "largo y sinuosos camino" que he recorrido para llegar hasta aquí (bien pudiese yo repetir las sabias palabras del Emperador Mexica, Cuauhtémoc: "que crees que estoy sobre un lecho de rosas"); dicen que los nacidos bajo el influjo de los signos de virgo y cáncer, sus primeros años de vida son de lucha por encontrarse; aunque yo pienso que todos para llegar a la cima, sufren y padecen una y mil pruebas para forjarse y para poder trascender, o sea, cosechar tanto esfuerzo, a veces, casi al llegar a la meta...

  • Lorenzo13

    Una magnifica Reflexión amigo Raul, muchas veces cuando por cualquier motivo o cuando por una sucesión de motivos se toca fondo, es en ese momento cuando se logra encontrar el camino, se puede ver la luz al final del túnel y se puede ver el azul del cielo. Te deseo un excelente día y que Dios te llene de bendiciones.

    • Raul Gonzaga

      Lorenzo 13 gracias por tu comentario, tu amistad y por tus buenos deseos; saludos y un fuerte abrazo fraternal...



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.