Miriam Inés Bocchio

ZAINO

ZAINO

 

Zaino querido

 Se te acercaban,

A todos pateabas,

Me acerqué, te miré,

Mi cara rosabas,

Suave y sonriente

Tu lomo acariciaba.

Mientras te hablaba

Mi piel limpiaba,

                                                              De reojo me mirabas.

Enseguida te monté

Tranquila paseé.

Llegó el anochecer,

La lluvia comenzó a caer,

Te busqué y  al galpón

Humedeciéndonos te llevé.

Avena busqué,

De mi mano comiste

Alegría  me diste.

Ya  estabas aguardado,

Tranquilo, cenado

Al amanecer, fui a verte,

Tu corazón no latía

Creer no podía

Lo que mis ojos veían

Mi alma quedó  destruida

Eras mi amigo,

Fiel compañero

Entre los verdes

Andanzas y secretos.

Te llevo en mi alma

Zaino querido.

Como olvidarme

Todo lo compartido.

Ines Ine

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.