Enrico Sanguinetti

Recuerdo aún

Recuerdo aún

cuando perdidos, antes del crepúsculo,

aquella tarde azul que invitaba 

a un paisaje de rojo poniente,  

te apreté a mi alma ... y el amor   

se nos vino de golpe

 

Gigante, con ojos como estrellas

y labios como pechos con alas

procurando el cielo, ilusionando el día (y la noche)

con fuego horizonte, que pronto se transformaría

en bocas temerosas y sedientas 

que poco a poco comenzaron a quererse   

 

Recuerdo aún 

la fruta dulce que se llenó de tu alma 

de sonrisa alegre y ojos titilantes

y todo se hizo crepúsculo, 

noche, lámpara, cama

infinitos sueños porvenir



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.