Rafael Merida Cruz-Lascano

MI VERSO PROFANO

 

décima meridiana.

 

 

Yo que del monasterio me alejé

tomé regalo de Francisco el bueno.

Contrario a sigilo pero dejé

él me guiara sobre  pasión

y en vereda franciscana emigré

trocando por completo la razón.

Del mismo Jesús yo me sentí ajeno

quise quejarme, ¡no acepta  ni un pero!

el fraile pobre cambió mi sendero

devolvióme a brazos del Nazareno

 

 

 

Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano, OFS

“Hombre de Maíz, 2009”

Guatemala, C. A.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.