bero luna

ME ROBÉ TUS BESOS


En un suspiro me robé tus besos,
me llené de tu alma, me sacié de tí
ignoré mi vida, me acerqué al candil
ignoré que existen las flamas nocturnas
que pueden llevarme a un furtivo fin.
negros tus ojos, como negra la noche
que deshicieron todo bien de mí
negros paisajes, como negro olvido
que me negaron un día más vivir.


Ya no existieron más los singulares
en mi vocabulario cotidiano,
ya no hubo más “mi” ni “yo”, o similares,
tus besos hicieron ese milagro;
robé tus besos, los puse en mi cuerpo,
dentro de mí desparramé tus besos,
más éste pasó a ser el cuerpo nuestro,
tus besos incendiarios, ¡nuestro fuego!


Cuando el sol le roba un bostezo
De caricia a la luna en cada crepúsculo
En cada atardecer bajo un cielo estrellado
Yo revoloteo sobre tus labios
Asechando tu boca
Te hurto un beso en la agonía de la tarde
Caricias de labios, palpitantes, agónicos
Soy un mendigo de tus besos
Ante el escaparate de tu cuerpo
Robarte un beso en los callejones
De mis días. Es mi destino
Ser un ladrón de tus labios
Un quijote en los molinos
De tus boca, robándote
Las alas de vida, un Robin Hood
Quitándote el tesoro mas bello de la vida
Un beso un beso que me de la vida
te asecho en las tinieblas de cada noche
no te descuides, que te robare un beso .
que te diga cuanto te he Amado y cuanto te Amare...
( FENIZ ....)


Mi corazón descansa sobre el manto de la noche
las azucenas noctambulares rocían su perfumal incienso
en medio del espacio comparezco
se acrecienta por demás mi afán
¡Que me robé tus besos!, ¡que me perdí en tu aliento!
Si, he de confesar.
Sería un loco si dejara pasar el tiempo y el lugar
sin advertir que en tus besos se embriagó mi alma
y en tí quedó perdida,
Bero Luna.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.