charpanteir

LLEGASTE

Al amanecer,

acaricio tu cuerpo

perdiendo el aliento,

suspirando a placer.

 

Como un juego infiel,

recorro tu cuerpo

con húmedos besos,

fundiendo tu piel a mi piel.

 

Atada de manos y pies

te gozo a mi antojo

besándo tu apetecible piel, 

tus labios, una y otra vez. 

 

Ventana del alma,

satisfechos miran

sensuales fantasías

de la amada mía. 

Comentarios1

  • FelixCantu

    Muy claro, Compadre... Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.