Alguien diferente

Miremos más allá, mujer...

En la madrugada soy un mar de dudas,

preguntas sin razón de ser

a las que respondes con tono de burla,

y que solo a ti te podría hacer.


Miremos más allá, mujer...


Dime cómo rompías mis silencios con tu risa

cómo podía esbozar sonrisas con tu mirada,

quiero que hoy te acerques a mi despacio, sin prisa;

vamos, contemplemos juntos esta noche estrellada.

 

Miremos más allá mujer...

adéntrate en mi alma y busca,

busca tú la razón de mi inmenso querer;

la que yo no pude hallar nunca.


Miremos más allá, mujer...


Aún fantaseo con tus suaves manos

aquellas que en la noche me acariciaban,

aquellas que arrasaban como tornados;

solo tú mi vida entera desordenabas.


Y miremos más allá, mujer...


Este corazón extraviado te anhela

anhela tu inocencia y tu elegancia;

un corazón que jamás decaerá en tu espera,

vuelve a encandilarme con tu tierna fragancia.




 

Comentarios1

  • mariarl

    ya son dos yo tengo otra
    besos bello

    • Alguien diferente

      Amiga poetisa siento que sea así; pero aunque tengamos esa espina hay que mirar hacia adelante, aunque tengamos muy presentes los recuerdos.
      Un abrazo amiga; Paula.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.