jsolano

El ultimo que yo le escribo

Adiós mujer, 
Adiós amiga,
Mi compañera 
Y mi amante, 
Hasta siempre amor de mi alma,
Se feliz cada día, 
sonríe de la vida,
Hasta siempre mi dulce primavera,
De flores amarillas y de figura memorable, 
bello tulipán,
Vuela a la aventura, 
Alma libre, lleva alegrías a tierras más fertilizables,
Lugares enigmáticos, 
provoca paraísos a corazones dignos de tu ser.

Es hora ya de ti olvidarme y curar esta alma resquebrajada y partida en dos partes, 
Tu te llevas ese trozo de mi faltante, 
Cuida y acaricia a la misma,
Es tan profunda conexión que tu felicidad en parte puede ser percibida,
Anda y corre, nunca te detengas.

Cuidado de tropezar pero sin miedo a hacerlo, 
Si lo haces no te caigas, 
Si caes no te quiebres,
Ríe cada día, búrlate de la tristeza,
Pisotea a los problemas,
Anda es hora de ser feliz.

Eres rica en amor y virtudes, 
Yo soy miserable, no tienes a que quedarte, 
Que el amor te encuentre relajada, y de sorpresa, 
Pero mantente preparada, 
Que el destino te sonría, y así será ya se lo he pedido a dios, 
El no me hará quedar mal, 
Cada día el te cuidara,
Olvídate de mi, 
Del invierno que fui en tu corazón,
De lo seco que fueron los días a mi lado, 
De lo amargo de mis labios, 
Las frías palabras que te enfermaron, 
Y mi ausencia que te ha lastimando.

Si una vez me vuelves a ver, 
No te detengas, dame una sonrisa,
Si una vez tu me recuerdas que sea en un lindo día de primavera,
Si mi amor te dejo algo dentro, no lo digas yo se que un amor así no se olvida,

Yo te voy a recordar toda la vida, 
Cuando los días eran en tu compañía pintados de amarillas risas dibujados en tus labios, 
Y tus besos los llevo tatuados en todos lados, 
Fuiste la primera y yo te voy a agradecer toda mi vida, 
Te rindo homenaje con una melodía que automáticamente se transforme en tu rostro y tu figura,
Cerrare los ojos y reiré, 
Sonreiré por ti.

Y te escribo hoy, 
Esta noche solitaria y cálida que resbala mi sudor al cuerpo, 
Como también mi sentimiento al verso, 
Gracias flor de loto rojo,
De amor puro y de compasión infinita, 
Floreciente en mi camino, 
Flotas en el río donde mi barca esta partiendo,
guías mi sendero, 
Aunque te has ido tu iluminas mi paso y señalas mis destino,
Adiós flor sagrada, es hora de partir, 
Llego el momento de seguir adelante,
Y desviar nuestros caminos, hoy se han bifurcado, 
Ojalá un día se encuentren,
Mientras tanto que contigo dios este presente.

Amor de mi alma, 
Amor de mi vida, 
Es grande mi agonía,
No lo voy a negar a tu compañía no es fácil renunciar, 
Pero el amor es grande y por eso lo hago,
se feliz cada amanecer, 
Se intensa cada noche, 
Y recuerda...
Eres primavera y eres amarilla, 
y yo,
Te voy a querer toda la vida.

Comentarios1

  • boris gold

    Si bien es cierto que las despedidas son tristes, la vida nos da revanchas...tal vez a la vuelta de la esquina nos invente un nuevo encuentro.
    Un abrazo

    • jsolano

      muchas gracias, saludos!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.