David Goya

Historia negra (David Goya) Palestina

Esta es la historia negra

 la más negra de mi amor dolido;

 la que me entristece y a la vez me alegra,

  aclara mis ideas y me dejan confundido…


 Me atormenta y me alienta la vida,

 mi esperanza la revive y la mata,

 la realidad se convierte en un sueño;

 es como un nudo que me suelta y me ata,

 Me deja sin nada y me convierte en su dueño.


 ser dueño de ti es ser dueño de nada,

 aunque sienta tenerlo todo contigo;

 porque es, solo ser dueño de la noche callada;

anhelando tenerte como triste castigo.


Aun estando a tu lado no encuentro consuelo,

 por más que tus besos me alegren el alma,

 a la vez pierdo y encuentro la calma,

mientras me invade el silencio con su negro duelo.


Al besar tus labios realizo mis sueños,

  aunque en realidad sigo soñando;

 y por más que te tenga sigo añorando,

 el hacerte mía y poder ser tu dueño…


 Por más que te tenga no tengo nada,

mi gran cariño tu indiferencia trunca;

¡como borrar las huellas, de una noche callada

 si entrar en tu alma no logro nunca!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.