Freydav

Desmesura

Quizá porque mis dedos no estaban acostumbrados
a la desmesurada belleza de su piel,
porque la supresión de mis deseos
se hallaba ligada a su cualidad de ser,
circunspecta

En realidad mis ojos estaban abstraídos
por el incontenible frenesí de su sexo;
apenas se abrían las pestañas
y convertíamos el aire denso
en un aplastante olor a humedad.
Quizá porque mi cuerpo, apresurado,
no estaba acostumbrado al calor humano.

 

Tengo la certeza de que su cuerpo
y el mío han encajado tan perfectamente,
que mis partes han quedado inmóviles entre las suyas,
como un rompecabezas;
Sé, profunda y perfectamente,
que no hubiera deseado que fuera con nadie más.

Comentarios1

  • crazypoet

    Excelente poema

    • Freydav

      Gracias!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.