Josefina 46

FUENTE DE LA VIOLETA

Fuente de la Violeta

con su eterno chorro de cañón,

donde agua y aire se mezclan

para total satisfacción.


La Casa Rural al frente

acoge al Grupo Scout en verano

y en su trasera se dan la mano

los amantes de la cultura y el arte.


¡Violeta, manantial de vida!

¡escucha mi voz en tu silencio!

y que tu luz borre mi melancolía

para brindarte esta pasión contenida!


Es la arboleda de tu alrededor

marco dorado de frondosidad

y de la foto de recién casados

para la posteridad.


No sé cuando ni quién te bautizaría

pero seguro que fue un gran poeta

que de esa bella flor se enamoraría,

"mi querida fuente de la Violeta".


Porque eres como la primavera

que destapa su tarrito oloroso

haciéndolo todo más sutil y hermoso

invitándote a amar, a cantar y vivir.


Fina 



 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.