Graciano Chacon

SE ME ESCAPO DE MIS MANOS

Se  me escapó de mis manos

No la pude contener,

No bastó que yo le diera

Mi cariño mi querer.

Abrió sus alas voló

Por un capricho de ayer,

Hoy su corazón está

Palpitando por volver.

Solo que el mío la rechaza

Por ese mal proceder,

Trato que mi corazón

Viva bien sin su querer.

Yo le buscaré mañana

 Otro nuevo amanecer,

Pa’ que  borre su guayabo

 Con otro nuevo querer.

Que la vida continúa

No daré brazo a torcer,

Seguiré siempre adelante

No voy a desvanecer.

Por un capricho indeseado

 De quien confié mi querer

Como si el mío no valiera

O tenga otro para ofrecer.

Ten cuidado no resbales.

Qué bien te puedes caer,

No te bastará el bastón

 Que te ofrecieron ayer.

Las migajas que has dejado

Las puedes tú recoger,

Que yo tengo para mí,  el cielo

Mi Dios y mi proceder.

No deseo que tú te caigas

Es mi constante perder,

No pago del mismo modo

Ni trato siempre vencer.

Pero recojo en mi vida

Del monte su verdecer,

Porque lo que ya es marchito

No satisface  el placer.

Me baño con agua fresca

Gozo después de llover,

Ver los pájaros cantando

Y por el campo correr.

Es lo que más me emociona

Del tiempo su atardecer,

De los niños su alegría

Del anciano su saber.

Mis manos tejen a solas

Deseando volverte a ver,

En mi casa están abiertas

Las puertas si quieres ver.

Como hay tristeza en el fondo

Tengo miedo de perder,

Lo que en mi vida formó

La experiencia de saber.

No he tenido mala suerte

Basta con que puedo ver,

Las bellezas de la vida

Que en ti reposan mujer.

Nunca he sido rechazado

 Me he sabido mantener,

Conservo mis amistades

Nunca les doy un qué hacer.

Me dieron educación

Me enseñaron a leer,

De mis padres recibí

Lo que les puedo ofrecer.

Mi amistad y mi respeto

Siempre sabré comprender,

 Y en los momentos difíciles

A mí me pueden tener.

Yo soy de buena familia

No duden en recoger,

Rechazo lo quebradizo

Es peligroso correr.

Me gusta sembrar  en firme

No se vaya a humedecer,

Y se vuelva refalosa

Hay peligro de caer.

Nuestro amor, es nuestra vida,

No puede desvanecer,

No es posible que se muera

Entre los dos el placer.

Vivieron mis esperanzas

Hoy hay otro amanecer,

El árbol echa su rama

Y sombra al aparecer.

Quedaron las flores vivas

Y broto el reverdecer,

Y la alegría de las aves

Ya no es solo por llover.

Las nubes ocultan todo

Guardan para mí su ser,

Y el florido de los campos

Lo perfuman otra vez.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios6

  • Maria Hodunok.

    EXTRAORDINARIO de principio a fi. Que placer es leer estos versos, donde volcás tus sentimientos de manera bellísima.
    Felicitaciones, poeta.
    CARIÑITOS.

    • Graciano Chacon

      Gracias por su visita y maravilloso comentario.
      Un abrazo

    • nellycastell



      Muy buenas letras con su natural reproche, me gusto leerte amigo poeta, Te abrazo.

      • Graciano Chacon

        Gracias amiga muy lindo su comentario, mi abrazo para usted.

      • Lorenzo13

        Palabras de amor, que se llenan de vacío y tristeza porque el amor se marcho,y después de un tiempo quiere volver, pero el corazón ya no siente lo mismo, y el amor no le puede devolver, solo amistad si la quiere tener. Te deseo un excelente inicio de semana y que Dios te bendiga.

        • Graciano Chacon

          Gracias poeta me gusto mucho su comentario y muy necesario para mi.
          Un abrazo fraterno

        • Paco Jose Gonzalez

          Un poema muy conseguido, un placer leerlo.

          • Graciano Chacon

            Un placer para mí su visita, gracias por dejarme su comentario, saludos

          • valesi

            La vida continúa y esta llena de momentos hermosos.

            • Graciano Chacon

              Un placer su visita para mí me encanto su mensaje gracias amiga.

              Te dejo un abrazo

            • JADE FENIX

              Cuando los sentimientos cambian, ya nada es lo mismo.
              Bello.
              Un fuerte abrazo amigo.

              • Graciano Chacon

                Así es mi querida amiga, los sentimientos y el corazón protectores del amor se endurecen.
                Le dejo un abrazo grandote



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.