Eco del alma

NAVEGAR EN EL OCEANO DE TU CORAZON

Como quisiera navegar en el mar del amor,


Desplegar las velas del bajel como mis brazos,


Surcando las aguas del pacifico,


Disfrutando de la briza de ternura,


Que impulsa el velamen como el corazón,


Cuando nace el amor,


Es un mundo tan feliz de un loco soñador,


Mientras el navío singla sobre las aguas,


Disfruto de una puesta de sol,


Como cuando empieza a caer la noche,


Miro el cielo como se cubre de destellos,


Las estrellas que adornan la galaxia,


Esperando si encuentro una fugas para atraparla,


Para en mi corazón guardarla,


Donde sea la brújula que guie el bogar,


Es una emoción el cruzar con romántica luz,


Que la luna da cuando su luz traspasa las aguas,


Que golpean el casco de la embarcación,


Pronto el sol se esconde, la luz es menor,


El cielo se oscurece, llueve como si llorara,


Es como si no estuvieras tú,


Es cruzar una tormenta,


Que desgarra y maltrata la nave,


Como el corazón se destroza por un amor,


Con valentía venceré el tifón, que agobia,


El que no romperá mi corazón,


Al pasar la lengua por mis labios,


Siento el sabor de tus besos,


Que aumentan mis fuerzas,


Las aguas están agitadas,


Están mal humorada,


Quizás no podemos navegar en el mismo mar,


Quizás odias a la vida por no comprender,


Que un loco se allá enamorado de ti,


A un que tus pensamiento sean un ciclón,


Me encuentre en el océano atlántico,


Lo cruzare y no renunciaré a ti,


Con la fuerza del corazón,


Firmemente tomare el timón,


Para amarte sin temor,  


Acariciarte como lo hace el viento con tu rostro,


Perdóname que al mirarte me enamoré,


Discúlpame si mis deseos fueron poco para ti,


Pasaran los años pero mi cuerpo,


Mantendrá aroma a ti,  


Que pienso mantenerlo todo el tiempo,


Porque siento el fuego ardiente de tu cuerpo,


Es tu piel la que me abriga mientras navego,


Mientras con mi boca dibujo tu cuerpo,


Mientras tu cabello lo elevaba el viento,


Y los rayos del sol daban brillo al color a miel,


Mientras bailamos brazados en cubierta,


Mi felicidad es parte de ti, lo que tú mediste,


Como recuerdo el nido de amor bajos de las, estrellas, y al salir el sol


desnudo los encontró,


Olvídame tú que yo no puedo dejarte de quererte,


Navegare con tu sombra y tu recuerdo,


En el corazón, mi alma y mi mente,


Tu amor está dentro de mi almohada que me, hace soñar cada noche, con


toda pasión,





Autor Eco del Alma


Derechos reservados


Antofagasta, 18-07-2014

Comentarios2

  • anbel

    Precioso. Un placer leerte. Un abrazo.

    • Eco del alma

      GRACIAS POR TU GRAN GENTILESA DE PASAR POR MI PORTAL DANDOME PARTE4 DE TU TIEMPO, QURIDA AMIGA UN BESO Y UN FUERTE ABRAZO, ECO DEL ALMA

    • Yolanda Barry

      que bello poema amigo,un placer haberlo leĆ­do,que tengas una feliz semana.

      • Eco del alma

        GRACIAS ERES UN AMOR POR DARME PARTE DE TU TIEMPO EN MI PORTAL Y LR MIS LETRAS GRACIAS POR LA SENSIBILIDAD DE TUCORAZON, UN FUERTE ABRAZO Y UNGRANBESO, QUE DIOS TEBENDIGA



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.