L. Roberto M. Uriostegui

Nuestra melodía.

Ellos que saben

del olor, de la tarde,

de las flores del verano, 

del fulgor de sus estrellas.

 

Qué saben del amor 

si nunca te han amado

como ahora te amo yo

como siempre te amaré.

 

Arriba el sol nos ilumina

y de noche, las estrellas

la luna, las nubes,

nos cantan nuesta melodía.

 

La lluvia cae cruda en nuesta piel,

resbalándose por ella como 

las caricias acumuladas en el tiempo

de tus labios no hay más dulce miel.

 

Y ahí, a lo lejos las miradas

los pasos, los lugares

los paisajes que juntos 

solo juntos visitamos.

 

Ellos que saben,

del tiempo y de esperar

de voz y de cantar,

de tus ojos infinitos...

 

Un año 19/07/13

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.