Maury Zambrano

Un puesto vacío


Si te consigo sentado en ese sitio

recordaré que también yo estaba contigo.

No eras de nadie, tan sólo eras mío;

 y el sentir tu piel mi mejor abrigo.

Me sentía segura al estar a tu lado

apretando tu mano si hacía frío.

El recuerdo es lo que ha quedado, 

 más un puesto vacío.



 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.