Latino

El viaje

Para viajar

tengo esta vela,

inmensa como ala

–invisible-

para traspasar

los arreboles del adiós.

Vela intangible

–pincel de inmensidad-

para dibujarme como estela

en el lienzo de la tarde;

para fugarme chispeante y cerúleo,

meteoro que asciende en vez de caer.

Volveré instantáneo a ese sueño

de delante y detrás de la vida,

a esa visión con los ojos cerrados,

a ese mundo más dulce que tu nido.

Los arreboles del ocaso no esperan:

el pájaro del silencio cuelga ya

su paleta de colores

sobre el enigma de la tarde.

Comentarios2

  • Poemas de Pepita Fernández

    Un viaje entre los colores del ocaso con ese corazón lleno de amor
    PRECIOSO
    un abrazo , amigo

  • SERGIO FERNANDO

    Lindo poema amigo. saludos Fernando



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.