Raul Gonzaga

Frente a Cronos

Sentado en esta tan cómoda silla,

Entre tanta hermosura natural,

Escuchando música angelical,

Reflexionando en apartada villa

 

Veo como el viejo Cronos camina,

Y marchita cuanto pisa al pasar,

Se devora las flores sin piedad,

Acaba los bienes y hasta la vida;

 

Mata la luz, deja desolación,

Hasta el amor se bebe con placer;

Siento que marchita mi corazón

 

Siento, que con su paso, algo se fue:

Sé que volverá hasta éste, mi rincón:

Lo que hoy disfruto, no lo podré ver…

Comentarios1

  • Raul Gonzaga

    El temor es expresión de falta de fe, quienes creemos en la inmortalidad del amor le damos a cada día su afán y enfrentamos el tiempo con valor, dispuestos a todo, hasta amar ese final, que a todos nos espera; el amor del Padre les dará a mis seres queridos, la luz necesaria para encontrar su camino y, en lo posible, seguiré apoyándolos a todos desde donde yo esté...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.