Davileine Borrego

DULCE NIÑEZ 4 FINAL

DULCE NIÑEZ 4
Davileine Borrego@R/07-2014

Mi niña sigue creciendo
y sigue atrapando mariposas,
es como una gota de agua
es como una rosa tan frágil
y tan hermosa.

Mi niñez cabalga
esperanzas que danza 
entre llanos y montañas,
el tiempo pasa y pasa
mientras mi niña
se mueve entre finos
vestidos de hilos de oro y plata.

Nada le importa
a mi niña mas que 
Perseguir mariposas,
juega con ellas 
le cuenta sus historia
es reina y es princesa,
luego las suelta y en su
imaginación
con ellas regresa
a su humilde casa,
donde era reina donde era
princesa.

Los años pasan y mi niña
sigue esperando,
a el príncipe que en
los campos cundo
soñaba nunca vio llegar,
mas ella espera que
un día aparezca y se la
lleve a su palacio de
cristal.

Su nana un día
en aquella casa grande
la dejo y nunca mas volvió,
y mi niña se pregunta
si algo malo paso,
y aunque muchos  años han pasado,
mi niña no pierde la
esperanza, y sigue esperando
por su salvador. 

Tanto mi niña a los ángeles pidió
que una esperanza nació,
y una mañana muy fría
cuando mi niña despertó,
frente a su cama un príncipe
apareció y en sus brazos
la tomo, le daba besos 
acariciaba sus cabellos
y con lágrimas la baño
mi niña ni una palabra
pronuncio solo abrazo
muy fuerte a su salvador.

Y con sus manitos las
lágrimas de aquel hombre 
seco, lo abrazo muy fuerte,
no era un gallardo joven
ni su cabello era negro 
ni brillaba con el sol,
era el padre de mi niña
que como le prometió
un día regreso.

Y mi niña volvió a su
palacio, y fue de los
ríos y los llanos la princesa, 
junto a su padre creció
y en una hermosa joven se convirtió
y como siempre soñó, un día
un hermoso joven en su vida apareció.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.