juan jose zampini

Que haré con ella...?

 

Que haré con la mujer que me acompaña...?

pues debo despertarla en cada mañana joven

con un beso en la nuca todavía húmeda

que junto a sus cabellos despeinados

recuerdan los pasajes de una velada 

que todavía produce suspiros lánguidos

en nuestros pulmones agitados de besar...


Que haré con esta mujer madura y enamorada...?

susurrarle al oído la mejor palabra de amor...?

que nazca de un solitario y nostálgico poeta

que solo anhela escribir lineas blancas de cariño...

 

Así es el amor y cada uno lo da como lo siente,

de la manera que puede y anhela brindar el cariño

ya que todo es misterioso con un corazón que late

al ritmo descompasado del amor sin pudores....


Compartir las magias y los sueños errantes

en aparente armonia de letras que sueñan,

es una gracia de Dios al encontrar quien comparta

las sensaciones tan nuestras en horas de calma,

donde el jolgorio de las fantasias rondan tu mente

y nacen sensaciones  que a nadie confesarías ,

solo al blanco papel con letras del corazón entregado

a quien este dispuesto a comprender

la seducción de soñar...


Del poeta de lineas blancas....




Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.