Maury Zambrano

Me besaste y no supe lo que era

Me besaste y no supe lo que era.

Me abrazaste y el invierno se acabó.

Supe luego que haya sido lo que fuera

en historia de amor se convirtió.

 

Llegaste, y en mi corazón te quedaste.

Creció el amor estando contigo.

En nada tiene lugar la suerte.

Destino grande poder verte conmigo.

 

Más dónde quedaste luego de ese día.

Lloré impotentencia, y castigo era.

Aguardo el tiempo que mi alma sonría;

de día y noche te espera.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.