princesa de un cuento infinito

atado a tu capricho



que sabes tu del amor,

estas ahi en el altar,

mirando hacia adelante,

mirando y decifrando como sera tu vida,

mientras que el hombre que esta a tu lado se siente atado,

atado por tu sucio juego,

el de querer matarte,

el de darle un hijo,

y el de hacer lo que sea para que este ahi a tu lado,

atado a tu amor que capricho...

 

que ciega eres,

crees que al diseñar el paisaje de tu felicidad,

resolveras aquella que yo tuve y que con  maldad me lo quitaste,

no te reprocho,

no es mi calvario,

pero tu quien te crees que por eso no me invitaste,

a tu matrimonio de mentiras,

un matrimonio donde el corazon del novio esta conmigo,

y como llora su alma por que te observa con pena y tu con unos ojos

de quererlo devorar como una loba hambrienta,

descuida amiga no tengo envidia de ti,

aunque me mires y desates de todo el y yo sabemos que nuestro amor siempre sera para siempre,

por que lo bueno  siempre triunfa al final,

y tu vil pecadora tu matrimonio no durara...

 

atado a tu capricho,

que lastima y destroza no solo una vida si no a muchas mas,

por que eres tan fria,

tan dura contigo mismo,

mucho a mi me diran,

ella lo tiene a el,

y yo tengo recuerdos que jamas olvidare,

el amor de aquel que se despide llorando y que se que en el fondo de su alma,

mi nombre por siempre estara..

Comentarios2

  • Lincol

    Es un placer leerte poetisa. Bellas letras.

    Saludos.

  • bambam

    El reproche no se lleva con el amor



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.