Un Rincon Infantil

Los zapatos en el tren (Retahíla)

 

El tren pasaba por la estación

y se le iban cayendo unas maletas

y algunos zapatos de tacón

cayeron mostrando sus lengüetas.

 

Esas lengüetas de los zapatos

se iban golpeando con los rieles

y en ese momento poco grato

se dañaban sus tacones y sus pieles.

 

Esos zapatos que el tren dejaba

de algún descuidado pasajero,

al llegar a su casa no tendrá nada

de trenzas, lengüetas ni del cuero.

 

Y si el viajero vuelve por alguna razón

a la estación a buscar sus zapatos

tal vez sufra una decepción

al  verlos vueltos unos guiñapos.

 

Creo lo que mejor para el señor,

hablando en modo sensato,

es que compre zapatos en otra estación,

y tal vez le salga más barato.

 

 

Autor: Alejandro J. Díaz Valero

Derechos Reservados

Bajo el Nro. 0614-1214 

Maracaibo, Venezuela.

Comentarios1

  • Beatriz Blanca

    Me imagino que disgusto para el señor, los zapatos arruinados. Hay que ser más ordenado.
    Mis saluditos de siempre amiguito, hasta mañana.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.