lemos maximiliano

He de tener más cuidado

 

 

Dulce amargura,
tristeza adormecida.
El miedo al arrojar los dados
y entregarme al destino.


Sumergiré mis miedos
en el mar de estos lamentos,
y que se vayan a la mierda
pues aquí no conviviremos.


Puedo arrancarme la piel si quisiera
y mostrarte cual roja es esta sangre,
y cuanto calor falta a este cuerpo
que pide ansioso el tuyo un instante.


He de tener más cuidado,
al mirarte fijamente a los ojos,
porque mi reflejo es negro,
y mi sonrisa… olvido.




Lemos Maximiliano Daniel.
Todos los derechos reservados 

Comentarios1

  • Lincol

    Magníficas letras estimado poeta. Es reconfortante pasar por tus letras.

    Saludos fraternos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.