Campos.J

Pequeña ave

Pero 
que pequeña ave mia.

Tus alas
y tus patas.
Tu pico
y tu cuerpo de plumas
color de agua desnuda.

Pequeña como un atomo,
y grande 
de vastedades,
como el cielo cuando rie,
donde desapareces, agitas
tus alas hacia mi beso,
y yo,
muevo la tierra y el fuego,
el mar occidentado del cuerpo
para tenerte entre mis brazos. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.