Isaac IMOS

INMERECIDO PRESENTE DE JULIO

 

¿Qué hago? cuando tu filo locuaz,
Me deja sin voz de juicio aceptable,
Abismando mi sentir en penas;
Lentamente callo mi eco; imprudente.

Incontables anhelos incumplidos,
Perdidos en negaciones despiadadas;
Adjudicando miedos, estoy perdiendo,
El vestigio de mi apego de tu holganza.

Si tu silencio no fuera tan colosal,
Dibujarías la luz que me hace falta;
A sí tus nobles presentes deleitarían,
Sin abstenerse de mi noche perpetua.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.