JFOL

Frigida

Frígida es tu nombre, mujer afligida y obstinada

Que con el corazón me observas

Y que con los ojos sientes

Dicha la tuya, que me hace pensar en el deceso

Y tú, tranquila, sin decir nada.

Que como las cenizas de una chimenea

Nuestro amor se esfumo

Cenizas que corren por mis manos

Que caen como las hojas de una jacaranda

Rosa obscuro, blanco grisáceo.

 

Quiero volver a sentir

Querer es solo decir

Sentir es solo tocar

Café, blanco y negro colores que me hipnotizaron

Tan profundos, Tan hermosos. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.