L. Roberto M. Uriostegui

La historia más triste

Voy a relatarte una historia triste, muy triste,

comienza en tus ojos, y acaba en tu boca,

comienza también en tus manos que necesité,

acaba en tus brazos cenizos, fríos y lejanos.

 

Viene de una palabra, de un te quiero

llega a un adiós, un beso, una nada

la historia mas triste jamás contada

que viene de ti, de mi, de nadie.

 

Comienza en nuestros labios desgastados

En la noche infinita que termino con ambos,

Acaba en el silencio de tus lágrimas cayendo

Y mis lagrimas disimuladas que dibujam un te quiero.

 

Te quise, cuánto te quize pero nada sirvió,

Del amor omnipotente, nada queda, todo se apagó,

De tus ojos vivos, tu reflejo en los mios,

Del todo, de la risa y del encanto, todo se extinguió.

 

Te parece triste, antes, ahora, el poeta lo escribió,

Con versos a la luna, pensando en ti, en nosotros

Hasta lloraba su pluma chorreada de tristeza,

No, no sirve ya el poema, pues ya todo acabó.

 

Figurate entonces, que la historia no acabó

Que es un martirio cotidiano y agonizante

Que ya no se puede más con grito agonizante

Hoy te digo adiós, hoy adiós le digo.

 

A la historia más hermosa de mi vida

 


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.