neblina

Respira un instante

Las párpados ocultan la luz,

Las palabras se esparcen en minutos

El corazón carece de luz

El alma gira entorno aún mundo;

Que se agota...

 Esa realidad que cada día

Se vuelve una rutina

No hay ilusión que se oculte con la luz

No hay palabras que se esparzan,

Con tanta intensidad en tan pocas horas,

¿Por qué? las palabras envuelven tú espíritu

En un cosmo infinito...

Vinculado con ese deseo,

Que enciende un cuerpo

Por tu corazón, 

Si el alma es pura girará entorno

A lo más infinito; 

Junto,

A la angustia

El regocijo,  y el

 sacrificio de destrozar la oscuridad

Para gozar, de la  ilusión.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.