EL LABERINTO

ermanue






Mi vida es un laberinto
con callejones oscuros.
Nunca logro descubrir
algún camino seguro,
para llegar hasta ti;
que empapada de secretos
y misteriosos senderos...,
sin encontrar nunca el fin.

Cada paso que voy dando
dentro de este laberinto,
es como ir hacia atrás
o dar vueltas donde mismo.

Nada claro, veo en él.

Todo es negro, es un abismo.
La luz que siempre he buscado,
jamás, por aquí la he visto.
Me tropiezo muchas veces
en tu plaga de misterios.
Cuando consigo elevarme,
otra vez caigo de nuevo.

Quiero encontrar la salida.
¡¡No aguanto m
ás aquí dentro!!
Me atrapaste de tal forma
que no encuentro nada abierto.
Es como una telaraña,
que me enreda y no me suelto.
Contigo haciendo caminos y redes...
Es como sentirse preso.

Toda mi vida a tu lado,
está en este laberinto
donde jamás he logrado
aprenderme los caminos.
Los con
struiste muy bien.
Tejiste, dura la trampa
cuando caí en el momento
que tus ojos me miraban.

Cuan torpe fui...
Ahora entiendo, como
he sido utilizado
"pa" hacer de
 tu telaraña...
Un laberinto sellado.


(
Ermanué)

Ver métrica de este poema

Comentarios4

  • Hugo Emilio Ocanto

    Entrar en un laberinto, muchas veces ocurre que de ninguna manera podemos encontrar la forma de salir de él.
    Un abrazo, poeta, continúa con tus bellas inspiraciones. Tienes mucho talento.

    • ermanue

      MUCHAS GRACIAAS GRAN MAESTRO, Y SÍ!!! COMO DICE UN CANTANTE DE MI ANDALUCÍA, "POQUITO A POCO " lo iré superando... Un saludo.

      • Hugo Emilio Ocanto

        El día domingo, interpreto tu tema.
        Saludos.

      • Hay 4 comentarios más

      • Violeta

        SIN SALIDA, PERO CON ESPACIO DE TEJER MIRADAS CON TRAMPAS SIN UNA SALIDA ESPERADA....TOTAL DESESPERO ... PERO SI HAY SALIDA TU POESÍA...BESOS

        • ermanue

          GRACIAS VIO, POR COMENTAR CON RIMA Y TODO, UN BESO.

        • Dulcinea del Toboso

          bueno, hay que ver lo positivo del laberinto...te inspiró un bello poema.
          saluditos,

          • ermanue

            Dulcinea, Dulcinea...
            Dulcinea del toboso,
            ¿eres vidente chiquilla
            o estás detrás de mis ojos?
            ¿Cómo lo has adivinado?
            ¡Sí! Fue esa fotografía
            que al mirarla lentamente...
            surgió esta poesía.

            Un beso niña.

          • santos castro checa

            La araña teje su telaraña con discresión y disimulo. La araña espera y es paciente con su presa: la atrae, la seduce y en su inocencia llega a la trampa mortal una ingenua mariposa, que aunque bata sus débiles alitas se destroza, se debilita y luego sucumbe ante el embate de la lujuriosa amante de la muerte.
            A veces nuestro comportamiento es similar: nos atrae la trampita de una hembra, como la araña; pero si no se tropieza en la vida ¿cómo hicieremos poesía?
            Abrazos, hermano del alma.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.