Esteban Mario Couceyro

Inevitable

He salido, a respirar el atardecer

el día, se va detrás del sol

sin despedidas, como si nada hubiese pasado

como si todo este tiempo

haya sido inevitable

inevitable.

 

Quisiera correr, tras la luz

no dejarme atrapar por la noche

arrojarme tras el horizonte en llamas

y extraviarme

en el vacío inmenso de la ausencia.

 

El atardecer ya expira entre las sombras

entre los gritos ocultos en los callejones

en lo imprevisible de las encrucijadas

en la humedad de las manos nerviosas

en esos labios acoplados

de eterno naufragio.

 

La noche y sus aromas

a poluciones malsanas

a esa brisa cálida de los motores

mezclada con perfumes baratos

a húmedas bocanadas de sótanos

inundados de incógnitas.

 

Un gato enervado, contra el filo de la esquina

me mira, seguro, como si me conociera

dejándome pasar, sabedor de mi destino

en esa calle ganada por las sombras.

 

Ya la noche plena

agobia de tinta luz

mis ojos cansados

he sido nuevamente derrotado

por este tiempo de cadencia

de luces y sombras

de olores escondidos

rugidos del tráfico

y esta pesada soledad

que se respira

en los ojos de los demás.

 

 

 

Comentarios4

  • Lorenzo13

    Muy buena inspiración amigo Esteban,plena de emociones encontradas,un atardecer que se esconde,escapando del sol y esperando la luna que ilumine los ojos cansados y las sombras escondidas. Te deseo una excelente semana y que Dios te llene de bendiciones.

    • Esteban Mario Couceyro

      Gracias por tus palabras, amigo Lorenzo, en realidad el mérito es del lector, iluminando la historia contada.
      Un abrazo
      Esteban

    • esthelarez

      el día va
      la noche viene
      y nuevamente así sucede
      en la ruleta de la continuidad
      los misterios, gustos y disgustos
      cargados en los frágiles hombros de cada quien
      apretujan la vivencia intermitente fugazmente
      siendo inevitable... en su vaivén...
      ¿a quién importa?
      .

      Saludos fraternos desde mi corazón

      • Esteban Mario Couceyro

        Por lo menos, debería importarle al protagonista...
        Un abrazo
        Esteban

        • esthelarez

          por supuesto... solo que me estoy solidarizando con él...
          porque la indiferencia en la abrumadora calma de la aparente continuidad... inmutable entre personas y ciudades... mientras el transporte acorta distancia para, el uno al lado del otro, estar más solo e indiferente… de lo que nunca antes en la vida, habían estado. . .
          :)
          abrazo fraterno desde m i corazón...

        • nxo

          La luz es blanca, la noche es negra, las sombras son grises, los callejones son caminos, y los gatos vigilantes de los mismos...

          es genial la forma en la que transportas la idea...

          Gracias por compartir...

          • Esteban Mario Couceyro

            El andar por la vida, hace que transitemos lugares agobiantes de nosotros mismos.
            Gracias a vos, por tus palabras
            Esteban

          • Beatriz Blanca

            La vida está llena de contradicciones pero también regala cosas bellas, según con el cristal con que se mire. Poema muy bien logrado que yo interpreto como una reflexión de la existencia.
            Mis sinceros saludos y que disfrutes el día.

            • Esteban Mario Couceyro

              Querida amiga, son los cantares de mi derrota, esa sensación insatisfecha que gana al final del día...
              Pero como ya sabés, soy un esperanzado del mañana, de los amaneceres calmos, en busca de la tibieza en la mirada...
              Cada día es un peldaño, que lleva a algún lado, esa es mi esperanza.
              Un abrazo
              Esteban



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.