nxo

Esa mirada.

Esa mirada, la que encanta,
la que se envuelve en la bandera,
la que sobresale por la pradera,
la que dice que el corazón sabe reir.


Esa mirada que contiene pequeñas cosas,
mirada que se guarda en el cajón, junto al corazón,
mirada ajena a la poesía, sin rosas,
que el tiempo desconocio al sueño sin razón.


La mirada que no tiembla,
la mirada sin exilio,
la que sin secretos habla,
la que inspira, la que respira,
la que pregunta, que rapta,
llena de libertad.

 

Esa mirada tierna de memorias,
la que besa y sabe a glorias,
la que día a día descubre sonrisas,
la que dice, te quiero, sin prisas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.