marcos argueta

ya no pintes el destino

Y si la sociedad finge…

Díganme ustedes, amantes del alba y enamorados del ocaso

Divulgadores de felicidad  y  vividores de amargura

Díganme si es verdad que el hombre en su infinito afán por tocar las estrellas

Ha dejado de soñar con ellas.

Puede dejar de expresar a los mil mares de  melancolía,  la superficie del vacío que dejan tus besos.

Puede quizás tan solo dejar de pensar en escribir los sentimientos en las gotas, para que sean hermosas de recordar pero fáciles de borrar.

Como es de su conocimiento, amantes del absurdo, nunca dejara de fingir

Por qué es la esencia de la rutina mística, enseñada para sufrir al vivir

Para no gritar al tener los deseos de volar sobre el océano 

Para no llorar  cuando detengan los sueños de caminar sobre fuego de las pasiones inmensas de tu cuerpo.

Ahora díganme ustedes que aún no llega la hora de revoluciones atrasadas, para gritar y decir cuando dejaras de fingir y dejar vivir aunó solo de nuestros hermanos

Cuando dejaras que se cumpla los sueños de los trovadores y poetas que duermen en las cantinas, llenos de amor

O sería mejor los sueños de niños, para pintar de colores el mundo y así no luzca gris y descolorido como lo ven  cada  mañana las aves que recorren los vecindarios

Y tratan de disfrutarlo los amantes desde el balcón jugando al lenguaje del amor.

Ya no pintes el llamado destino como te  parezca mejor…

 

mijail



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.