Juan Manuel Hernández.

TRAS LAS VÍAS DEL TREN.

Tras las vías del tren.

 

 

Hoy, frente a las vías del tren,

que se ha llevado las historias

de mil amores, y que hoy espera

para ver al nuestro marchar...

 

Tu mirada se esconde bajo

las vías del tren, tus palabras

se niegan a salir, y por tus mejillas

corren lágrimas de dolor.

 

Bajo llanto te pido por última

vez que no te marches, que te

quedes aquí, junto a mi.

 

Me dices con voz tartamuda y llorosa

que te tienes que marchar, que algún

día nos volveremos a encontrar, aún

sigues pensando en esa idea absurda

que el destino no lo puedes cambiar...

 

 

No hago más nada por detenerte,

eres libre y por eso te amé,

ya se acerca el tren,

ya se marcha mi vida,

ya se frena el tren,

ya se abre mi herida.

 

 

Abordas el dichoso tren,

y mi amor se acomoda en tu maleta,

tras las vías del tren se esconde tu secreto,

que te marchas porque en ti algo crece dentro,

se cierran las puertas del tren,

y tus lágrimas me lo confiesan,

y antes de que te diga mi última palabra,

emprende su camino el triste tren,

al verlo partir lloré, y tras las vías del tren,

tengo la certeza que jamás te volveré a ver.

 

Juan Manuel Hernández.

Comentarios3

  • boris gold

    La vida en si es un viaje en tren, aveces se van amores y en otras... se bajan vidas.
    Te mando un abrazo

    • Juan Manuel Hernández.

      No lo pudo haber dicho mejor, nadie sabe lo que nos depara en cada estación.
      Saludos.

    • esthelarez

      la vida a veces permite huidas
      y otras la cercanía.

      Saludos fraternos

      • Juan Manuel Hernández.

        Así es compañera, en este caso fue el camino más fácil, huir.

        • esthelarez

          😉

        • santos castro checa

          Una espléndida alegoría de la vida simbolizada por ese vehiculo del adiós. Muy nostálgico.
          Abrazos, poeta del alma.

          • Juan Manuel Hernández.

            Un placer que le haya gustado compañero, que tenga feliz día.
            Saludos.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.