Mario Alberto Portillo Lopez

EL POETA QUE SUEÑO SER.



Al pasar de los años, 

una cosa me queda muy claro, 

no hay en este mundo ser humano 

que piense y sienta lo mismo que yo. 

 

Es la vida circunstancia 

es tiempo y es momento, 

es a través del dolor y sufrimiento 

que se forjan las almas 

y el yo que llevamos dentro. 



Y de aquello de que poetas y locos 

todos tenemos un poco; 

es la falacia mas grande 

que ha escuchado este tonto. 



Son contados entre millones de humanos 

aquellos que pueden crear, 

escribir bellos poemas, 

una novela sensacional. 



Es su extraordinaria inspiración y originalidad 

que los hace diferente a los demás. 



¡Oh, no, no soy escritor 

tampoco se de poemas, 

tan solo soy aquel 

que le escribe a su amor… 

creyéndose poeta. 



Mas sin embargo 

prefiero ser yo, 

limitado es mí de lenguaje 

y muchas otras mis carencias, 

para expresar lo que pienso 

como dicta mi consciencia. 



Por eso que me disculpen los críticos 

si no los inspiran mis versos, mis poemas; 

quizás sean aburridos y pobres en ideas. 



Pero prefiero ser yo, 

antes que una deslucida imitación de otro poeta. 



Ser yo prefiero, 

antes que acarrear ideas 

de otros pensadores, de otros poemas. 

 


Y prefiero ser yo, 

y crear de lo que la mente 

y el corazón me brote; 

antes que una triste caricatura 

de un Darío, de un Neruda. 



Yo prefiero ser yo, 

autentico y original 

y no un poeta del plagio 

mediocre y superficial. 



Yo creare mi estilo, mi género, 

mi propia poesía; 

escasa de metro y con poco de rima. 



Por eso que me disculpen los críticos 

si rompo con las reglas, 

pero antes prefiero ser yo 

que la copia de otro poeta. 



Ganar un premio…jamás 

y publicado mucho menos, 

pero que me importa todo eso; 

si por cada verso 

el amor de mi vida 

me regala un beso. 



Que me disculpen los críticos 

si les parece ofensivo lo que expreso; 

pero prefiero ser yo, 

el poeta mas feliz del universo. 



Autor: Mario Alberto Portillo López. 

Todos los derechos reservados. 

Seudonimos: Mayin o Kalipso. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.