KAVi

Alicia (Conversación).

 

-Usted hace que me encierren en este lugar y ahora se interesa por mi vida- Dice Alicia con tono burlón.

 

 

 

-¿Acaso ese es su saludo? Siempre que viene eso es lo primero que dice – le Responde la Doctora Ochoa, parecen dos amigas hablando pues ya han sido numerosas las visitas de Alicia.

 

 

 

-lea otra vez mi carta de presentación (ríe)-

 

 

 

-323 visitas me has hecho, menos de la mitad son citas, la mayoría las pides tu, y en cada me pides que te lea tu carta de presentación al menos tres veces-

 

 

 

-Doc. por favor (ríe), esta será la ultima vez que te lo pida, léemela por favor-

 

 

 

-¿Hoy si contestaras mis preguntas?-

 

 

 

-¡Cada una de ellas! Aunque (se pone de cabeza en el mueble)... no creo que hagas muchas preguntas (se vuelve a sentar), Vamos ¡léeme mi carta de presentación!-

 

-“Al” ¿Por que vienes tan seguido? -

 

 

 

-Eres mi única amiga... aunque hoy conocí a un chico interesante en la reunión social, odio esas reuniones, lo único que hacen es orar, decir que Dios nos liberará, no me dejan dormir durante la reuniones así que solo estaba dibujando, todos son aburridos y cantan ridiculeces, pero el tenía algo diferente..-

 

 

 

-¿Qué tenia de diferente?-

 

 

 

-tenia un tatuaje -

 

 

 

-Pero si la mayoría de tus compañeros tienen tatuajes-

 

 

 

-el de el era diferente, era un ojo, parecía que te miraba, la mitad del ojo era clara la otra mitad era oscura, no lo se me encantaba, tenía el tatuaje en su espalda-

 

 

 

-¿Cómo sabes que tenía ese tatuaje?, creí que les prohibían los escotes.-

 

 

 

-me di cuenta cuando se quitó la camisa para ahorcarme-

 

 

 

-ah, fue con el que te peleaste esta mañana, me dieron el informe de eso, ¿Por que peleaste?-

 

 

 

-Estaba aburrida, quería hablar con usted, pero me habían dicho que usted no estaba así que solo fui a molestar al nuevo. Después me llevaron con el doctor Alfonzo...-

 

 

 

-Y prácticamente intentaste destruir su oficina mientras gritabas que querías verme-

 

 

 

-Después me sedaron, odio cuando me cedan, así no puedo seguir disfrutando, pero no estamos aquí para hablar de eso doc-

 

 

 

-¿y a que viniste a hablar conmigo? Alicia siempre que vienes no dice nada más aparte de lo mucho que odias las reuniones sociales y que prefieres estar en tu “Cuarto”.-

 

 

 

-(ríe) Recuerde que le dije hoy si respondería sus preguntas, pero esta vez sea un poco más directa (la voz le suena un poco mas sombría) retrocedamos el tiempo 2 años atrás- Alicia se acomoda en la silla, se puede notar su felicidad, llega a ser espeluznante, La Dra. Ochoa se impresiona un poco pues Alicia ha estado evitando hablar de eso todo este tiempo.

 

 

 

Acomodando su mano sutilmente cerca del botón de emergencia por si Alicia se altera -Dime Alicia, ¿que ocurrio ese día? - un poco asustada, esperando una reacción aterradora como siempre ha reaccionado Alicia cuando le preguntan sobre eso.

 

 

 

Alicia rie, una risa de placer, como cuando una persona tiene un recuerdo grato- El 30 de junio del 2011 mate a Julian Gonzalez, Murió desangrado a las 11:28 de la mañana, a las 8:30 de la noche llegó la policía por que les llamé- La doctora se sorprende, se puede notar en la expresión desu rostro, es la primera vez que Alicia confiesa, cuando le preguntaban solo reía o atacaba - ¿quiere saber como lo hice dog? - dice mientras rie sutilmente por la expresión de la doctora.

 

 

 

-Soy todo oídos Alicia, cuéntame lo que quieras- 

 

 

 

-bueno, fue algo difícil, tenía el deseo por matarlo, era la primera ves que estaba tan emocionada, me preparé mucho para eso, primero pensé en divertirme con el, no quería lo típico de llevarlo a un lugar lejano, quería sentir que me iban a descubrir en plena diversión, este iba a ser el último y quería que fuera perfecto- se podía ver la emoción en los ojos de Alicia.

 

 

 

-¿El último? ¿Qué quieres decir?, te encerraron aqui por matarlo a él,  solo cometiste ese crimen ¿cierto?- Sientiendo temor por la posible respuesta la Dra. Ochoa pregunta a Alicia fingiendo estar en calma -  ¿Fue solo un crimen?-

 

 

 

Alicia ríe,  al parecer le causa gracia la pregunta - no fue un crimen doc, fueron 18, el último mi mayor orgullo, todos tenían que verlo - vuelve a un tono de vos serio, que puede llegar a dar miedo - le contaré de cada uno doc, se que está emocionada por saber - La doctora solo asiente con la cabeza y le indica con la mano a Alicia que prosiga, sonríe - quería que fuera perfecto, el número 18, mi obra maestra,  pense que no lo llevaría a la carretera a media noche como hice con el 6to, o lo enteraría vivo como hice con 10mo, con este quería divertirme más, así que pensé en hacerlo en su propia casa, pero no quería que gritara,  amo los gritos de desesperación,  la grata sinfonía de una vida a punto de apagarse, pero quería que esta ves fuera diferente, quería un nuevo nivel de desesperación, quería ver el miedo en sus ojos, pero un nuevo miedo, uno mayor, quería que gritara con la mirada, en una combinación de terror y desesperación, que muriese de una manera lenta.- parecía  emocionarle lo que decía, no era su manera normal de actuar.

 

 

 

-¿por que lo hiciste Alicia? - la manera en Alicia hablaba causaba terror en la doctor a,  ya había escuchado confesiones antes, homicidios,  violaciones, era normal en personas con trastorno de personalidad antisocial, y creía que las peores historias venían de personas con esquizofrenia o personalidad múltiple, pero la historia del alicia era la que más le impresionó, "Tiene solo 18 años y habla de como asesino a ese chico como si fuese un juego" era lo único que podía pensar la doctora. - Ustedes eran amigos ¿no? Toda una vida conociéndose. ¿por qué lo mataste? -

 

 

 

-Era el último,  quería que fuera especial,  asi que le di los honores a el, era mi mejor amigo, asi que lo hice mi obra de arte ¿Quien mejor que alguien que quiero? Faltaba menos de un mes para mi cumpleaños número 16, quería que mi arte estuviese listo para la fecha- 

 

 

 

-Al, como lo hiciste, aún no me has dicho- fingiendo tener calma 

 

 

 

-no hay mejor sinfonía que los gritos,  pero aún no superan la belleza del silencio, y como quería divertirme por mucho tiempo en su casa no podía permitime que gritara, entonces investigué como cortar cuerdas vocales, dentro de la laringe en la parte superior de la tráquea, tener cuidado con la yugular para evitar desangre, fue fácil,  lo difícil fue dormirlo, su padres se iban por una semana mas o menos a Francia,  querían celebrar su aniversario o algo así,  asi que lo dejaron a el solo en casa y yo me ofrecí a acompañarlo, no era la primera vez que pasaba así que aceptó,  ya habían pasado 6 días y al día siguiente llegaban sus padres, eran las 7 de la mañana, ya era hora de comenzar mi poesía,  lo primero era hacer el desayuno para cedarlo, fue difícil que me dejara ya que a el le gustaba cocinar, como no caía rápido con el cedante recordé que tenía un poco de cloroformo en mi bolso asi que busque una camisa la moje un poco y lo dormi por sorpresa, tenía todo preparado, lo puse sobre una mesa, en ropa interior, encadenado de manos y de pies, era imposible que se pudiera mover la mesa también estaba encadenada, robe todas esas cadenas y candados de la casa de un vecino,  no se por que tenía tantos, pero igual las tomé,  también use unas esposas que le robe a mi tio para asegurar aún más sus manos y pies, su cabeza la sujete con un seguro que fabrique, encadenado por los dos lados, si se movía de manera brusca de dolería por las púas que inserte en su corona, todo en el cuarto de sus padres, con las ventanas cerradas donde nadie podía vernos, inmediatamente procedí con la operación, le extripe las cuerdas vocales, para que ningún ruido se escuchara puse música a todo volumen,  no molestaría a los vecinos por que estudié detenidamente toda esa semana hasta donde llegaba la música, que tan alto se escuchaba y si era suficiente para esconder sonidos,  asi que mi juego había empezado- 

 

 

 

-¿por que callas? - miedo, asombro,  angustia,  la Dra. Ochoa no puede creer lo que sus oídos escuchan,  sin embargo necesita escuchar todo ya que no sabe cuando Alicia quiera volver a hablar de esto.

 

 

 

-¿quiere que continúe? No la quiero incomodar doc, su expresión me parece extraña-

 

 

 

-continúa no te preocupes por mí,  quiero escucharte-

 

 

 

-Gracias doc, bueno, mas o menos dos horas después despertó,  se empezó a mover de manera brusca pero inmediatamente se detuvo por las púas en su cabeza,  me encantó su expresión de dolor, fue tan única,  pude ver una gota de sangre bajar por su frente, le dije que no se moviera que ese era mi regalo para él, que lo convertiría en arte, empezó a llorar, pude ver como comenzaban a gritar los ojos,  había instalado una cámara sobre el y puse el la tv plasma de sus padres en el techo,  eso lo hice un día antes mientras el salía a casa de su novia, lo coloqué de tal manera que pudiera ver todo lo que le hacía, intentaba hablar, podía ver como el aire salía de su gargante, su expresión también decía que le duele, "debes preguntarte por que no puedes hablar" le dije mientras el me miraba con un rostro lleno de terror, le mostre un video de la operación,  de como lo encadenada,  de cada corte, el cerraba los ojos "te recomiendo que veas todo o sera peor" le dije, abrió los ojos y lo obligué a ver cada segundo de una hora de video, vi como lloraba, como con sus ojos súplicaba que lo liberarara, como intentaba hablar y sus expresiones de dolor, era tan excitante. ¿no le parece doc? Ese era solo el comienzo. -

 

 

 

-¿eso te divertía?-

 

 

 

-mucho doc,  me divertía,  me llevaba a otro mundo, pero la parte que más me gustó fue cuándo comencé a cortarle, su expresión doc, era la mejor,  como se miraba e intentaba gritar, como se movía, retorciéndose de dolor, sus lágrimas al caer eran estremecedoras- 

 

 

 

-¿cortarle? - 

 

 

 

-si doc, comencé a quitarle la piel poco a poco y con cuidado,  comencé con los brazos, solo la parte de arriba, me hubiese gustado cortarle la de la espalda, pero no podía,  así que seguí con las piernas y el pecho. Su movimientos de desesperación eran los mejores, nunca había visto una expresión tan aterrorizada como esa, ni siquiera en la número 13 que le corte las piernas, o la 8 que la queme viva, era tan emocionante hacerlo, "se que te gusta la cerveza,  así que para éste día especial te traje algunas" le dije después de cortar su piel, así que saqué unas cuantas cervezas frías de una cava y se las verti en el cuerpo, ahi me tomé una continué con mi juego "¿no te encanta? Esa expresión que tienes, ¡Mirate! Es tan hermosa, todos deberían ver esto, pero aún no he terminado" le dije mientras me miraba llorando, y yo le obligaba a verse en la tv, era hermoso, majestuoso,  pero me cansé que llorara, asi que le dibujé una sonrisa con el cuchillo, agarré su cara y corte sus cachetes, ahora parecía que sonreía "Ahora si disfrutas conmigo" le dije riendo, me puse a jugar un poco con el cuchillo y las pinsas, después de una hora parecía débil,  asi que le saque las tripas,  como aún vivia le puse su canción favorita y esperé que muriera,  no tardó mucho tiempo en morir, ya había perdido mucha sangre, unos cuantos cortes en el abdomen,  acuchillarle una pierna hasta que no pudiera moverla, cortarle las orejas y la lengua, era mucha sangre la que había en el suelo, y ya sus ojos súplicaban muerte, "gracias por ayudarme en mi obra, eres un gran amigo, te amo" le dije antes de que muriera, ya iba a ser la hora de almorzar,  tenía hambre y como ya me había divertido mucho me bañe cocine algo para mí,  la vecina vino a vernos como acostumbraba todos los días,  le dije que él estaba durmiendo asi que ella se fue, después de comer volví a donde estaba él,  era tan hermoso verlo acostado en la mesa, encadenado y desangrado,  agarré los cds de videos y los enterré en el florero de su mamá, no quería que vieran como lo hice, después podrían robarme la idea, en la noche decidí que todos tenían que verlo, asi que llamé a la policía y les dije que mate a mi mejor amigo.-

 

 

 

-¿Qué sentiste cuando lo hiciste? - pregunta la doctora, aterrorizada por lo que acaba de escuchar. 

 

 

 

-¿Acaso no me está escuchando?, fue exitante, me emocione, felicidad, alegría,  placer, es lo mejor que he sentido, mi mejor obra de arte.-

 

 

 

-dijiste que eran 18, ¿como fueron los demás?- 

 

 

 

-de los otros 17 no estoy tan orgullosa, mi primera obra de arte fue con mi a abuela, le coloqué un cable en la espalda mientras estaba distraída sentada en la cocina, su marcapasos se quemó y murió de un infarto, acababa de cumplir 15 en ese entonces, recuerdo lo que sentí,  estaba aburrida y simplemente lo hice, comenzó a ser una adicción para mi- 

 

 

 

-asi que mataste a tu abuela también- la doctora sentía que no podía seguir escuchando, cada palabra de Alicia pasó por su mente como si fuera una película.

 

 

 

-hey doc, nunca leyó mi carta de presentación-

 

 

 

-sabes que no puedo hacer eso Al, cuentame más de lo que me decías-

 

 

 

-lástima doc, se me acabó el tiempo,  ya es hora de que atienda otro paciente,  le conté lo que quería,  tomelo como un regalo de despedida- Alicia se levanta de su silla y toca la puerta pidiendo salir, mientras el guardia la saca de la habitación dice -Fue un placer doc-

 

 

 

Horas mas tarde Alicia se cuelga en su cuarto con una cuerda impovisada con sabanas, en su cama se encuentra una carta llena de distintas direcciones y con una frase escrita al final "Espero que le guste mi arte doc, la primera dirección tiene la historia completa"


Comentarios5

  • Cesar Zamora

    Guauu mi querido amigo Kavi, me has dejado impactado, que increible relato...cuanta imaginacion, ni Boris Karloff en sus mejores dias lo habria hecho mejor, un abrazo poeta

    • KAVi

      Mucha gracias amigo cesar, me alaga jaja, me alegra mucho que le guste.

      • Cesar Zamora

        Perdona que por error te pusiera amigo, mi querida amiga Kavi, pero es que tengo otro compañero con el mismo seudónimo, y me confundi al no ver la foto, un abrazo grande

      • Hay 1 comentario más

      • la negra rodriguez

        Me quedé im pactada con la hostoria una men te inteligente pero descquiciada,
        besos.

        • KAVi

          Un concepto de diversión distinto. Gracias por leerlo, besos.

        • Masondash

          Muy interesante, captaste mi atención... pude ver el dolor del pobre amigo y sentir la excitación de alicia al ver las expresiones de su amigo! muy buen relato!!! me desplazaste dentro de la historia! sigue asi!

          • KAVi

            Muchas gracias, que bueno que te guste, gracias por comentar.

          • bambam

            Amigo Kavi, tienes todo el material completo para la escritura de una novela. ¡A trabajar!
            bambam

            • KAVi

              ¡Gracias por la idea!, trabajaré en ello.

            • Juan Manuel Hernández.

              No puedo expresarlo en usa sola palabra, Perfecto creo que sería lo indicado, me trasladé al lugar, estuve allí, vi a su amigo llorar, vi a Alicia reír de felicidad. Excelente, y hasta los momentos, la obra maestra más grande que he leído en mi vida.

              Como siempre un gusto leerte Gran Amiga. Besos.

              • KAVi

                Gracias amigo, me alegra mucho que le guste.



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.