Pedro Luis Martinez

Dicen que la soledad....

Dicen que la soledad es como un suspiro,

puede llegar y puede irse de un soplido,

dicen que es tan fria,

tan helada que te hacer arder...

 

La soledad me ha dicho lo contrario,

que es tan calida como el frio mas intenso,

que es tan alegre como un triste gesto,

que disfruta sonreir cuando los demas lloran...

 

Me dijo la soledad, quedate, conmigo estaras mejor...


Y asi me ha acompañado, 

me ha perdonado y me ha castigado,

me llama por mi nombre,

y me hace doler la felicidad,

es gran amiga y escucha mis gemidos,

le duele cuando me duele,

y grita en mi cabeza cuando de mi boca no se escucha ni mi respiracion...

 

Dicen que la soledad es placentera,

que te llena la vida de destrozos,

que te hace vivir de verdad...

 

La soledad es la musa eterna,

que hoy en dia me acompaña y me arropa,

que sin preguntar me besa y me acaricia,

que me hace olvidar cuanto esperé,

que me hace volar de miedo,

me hace fuerte y me deja ir...

 

Es la soledad la que me habla,

aun cuando dicen que la soledad es mala,

ha sido mi acompañante desde que nací,

y no tengas pena por mi,

la soledad ya se rie de mi aun cuando es mi fiel compañera...

 

Soledad, no te vayas, que el mundo es frio y me da miedo...

 

Soledad, no te vayas, que la alegría no perdona y me destruye,

que te sube a lo mas alto y luego te deja caer de tortazo....

 

Soledad, fiel compañera, quedate... yo cuidare de los dos....

 

Dicen que la soledad es mala,

para mi, ha sido lo unico bueno de este mundo,

las personas lastiman y hacen daño,

las personas no aman ni entienden,

las personas quieren lo mejor para ellos,

las personas no entregan vida y alma como lo hice yo,

y ahora que a nadie importó,

ahora que quede sin nada,

solo estoy tranquilo,

con mi soledad y su calor...

Comentarios1

  • santos castro checa

    Una placentera oda a esa delicada y pocas veces comprendida compañera y confidente: la soledad.
    Fue, es y será muy grato compartir, compañero de letras.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.