RICARDO ALVAREZ

1- UN HUECO QUE DEJÓ MI PADRE- 2- OTOÑAL- 3- JAQUE MATE- 4- ROMANCERO SIN ESTROFAS

1- UN HUECO QUE DEJÓ MI PADRE

 

 

Destella el árbol de la tarde 
la sonrisa de mi padre y su madero de tesón. 
Que distantes los ecos de la lengua 
del cedro tallado con la garlopa. 
Se aproximan los momentos del otrora y la dicha, 
el breve poema expulsa mis dolores y 
atrae en imán su habla de sabia y ternura. 
Un hueco que dejó la vida y su ausente palabra y 
un verde idioma que me enseñó su esperanto. 


Todos los derechos reservados en safe Creative

 -----------------------------------------------------------------------------------

2- OTOÑAL

 

 

Se inicia el otoño

al cierre del invierno.

A mi joven mujer

se le desciñe la cintura.

Suenan arpegios de luna,

fondea el porvenir.

Luce su vientre ampliado,

nuestro hijo nacerá

del fondo de su amado hueco

plantado en retoño

que cosecharán nuestras manos

de perplejo silencio.

 

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

.......................................................................................................

3- JAQUE MATE

 

 

Enfrento al rival desconocido

Las piezas en el tablero

Me reta el sueño

El pulsar del contrincante que perfilo.

 

Estático silencio en el recinto

Vetado el humo en la partida

Interrogante enigmático, algo difuso

El seglar aposenta su dama profana,

 en el regreso

Se proyecta un jaque anticipado

El tiempo sudado irrumpía mis torneos.

 

Disparaba con misiles, ojivas urdidas

en esta partida

Meandros  de aludes voltean al rey

en su equilibrio inestable,

mi honor queda en el desván

del tablero y yo me hundo en los escaques.

 

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

----------------------------------------------------------------------------------------

4- ROMANCERO SIN ESTROFAS

 

 

Telúrico emerge un viento

que desgarra la piel,

los credos callan al repique

de campanarios,

entre brazos de ráfagas

y cielos de viento,

anda un candil de rostro iluminado

que acrecienta lumen en la poesía.

.

En el caos natural

es la estatua flexible

de musa flotando sobre aromas de tilos.

Bruñido encanto

es el trozo de su silueta

que no rila a la sombra de negros pinos/

 

Dobla su imagen en movimiento,

se cuela en tragaluces internos

con sus félidas uñas tiernas

rasga entre la niebla color dorado.

 

Libera la emoción en mi palabra.

Princesa de verde palacio,

mohín de ademanes que

canta a los pabellones del aire

sin irrupción en su boca/

.

Yo soy el atolladero nativo que se ahoga,

ella la pura migración del suspiro.

que captura libelas en la mirada y

hojas de tiza en la luz de Selene/

 

Contemplo esos faros en su semblante

que postran la luz de cualquier

nova brillante.

Ninguna cualidad le redujo su mano

angelical que suaviza corteza de duros árboles

y los forja en cartas pintadas de corazones/

 

Reina de corazones,

trébol del diamante,

baraja de espada y copa,

bríndame tu licor de palomas

en la cita de mi morada/

 

Pronúnciate en lengua muda

con el signo de tus palmas o

aférrate con los dedos a mi loca barca

que al erguirse el alba nos hallará

como una lapa adherida a la roca

conjugando un romance sin estrofas/

 

 

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.