Raul Gonzaga

Un mal imperdonable

Ella es una linda niña, quiere aprender a vivir,

Y se muestra atrevida pero no sabe mentir;

  Y se arriesga sin temores, con imponente valor

Porque busca una respuesta a su incontrolable amor;

 

Tengo miedo Padre mío, que la vayan a engañar

Porque si alguien la maltrata nunca podré perdonar;

Abusar de la inocencia es la peor de las conductas,

Ya lo dijo el gran Maestro, ay de esos vanos granujas

 

Nunca alcanzarán perdón, sufrirán condena eterna,

Pues engañar a los niños merece una cruel condena: 

A esos hombres insolentes que pretenden abusar,

Y a esa sana pureza viciarla para ganar;

 

Y si yo mísero humano, no soporto esta acción

Tú con tu bondad suprema cómo sentirás Señor,

La maldad de la serpiente, de esos seres insensibles

Que pisotean lo limpio con intenciones tan viles…

 

 

Comentarios2

  • Raul Gonzaga

    Sí, ya lo dijo Jesús: "En verdad os digo: el que no recibe el reino de Dios como un niño, no entrará en él.", "Dejad a los niños, y no les impidáis que vengan a mí, porque de los que son como éstos es el reino de los cielos." y "Mejor le fuera que se le atase al cuello una piedra de molino y se le arrojase al mar, que hacer tropezar a uno de estos pequeñitos.", si tú has hecho algo en contra de ellos o te has enriquecido a sus expensas, tarde o temparano llegará la hora del juicio: defendamos la inocencia que los niños, son la sal de la Tierra y mientras la tierra este salada, la vida continuará...

  • Tyr

    Muy bueno,....

    • Raul Gonzaga

      Tyr, gracias por tu breve comentario y por tu honestidad; saludos y un fuerte abrazo fraternal...



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.