Luis Augusto Ortega

Entre la vida y la muerte:

Cantinero dame una copa

Que hoy con mi compadre beber quiero,

Celebro que quienes todo han perdido

Hoy algo ganan ante tan cruento destino,

Mi compadre celebra que ente mundo deja testigo

Porque mejor marca viviente que un hijo,

Yo celebro que la mujer de ojos negros

Y rulos rebelde me permite vigilar su sueños,

Con el alba de un nuevo día Dagli se marcha

Y trae a Mauricio como testigo de esperanza de mañana.

 

El balance de la vida se incrementa

Por que escucho a Zucchero diciendo que el amor se encuentra,

Porque en todas partes según el esta

Su canción me contenta, se siente y se refleja,

Celebro por que los recuerdos presentes  animan a cualquiera

Y hoy Anny después de largo tiempo su sonrisa revela,

Que alegre es este mundo

Y me recuerda que nada nos afecta,

Porque hay quienes en los libros por fin inteligencia encuentra

Pero que aun lo que es falso no lo diferencia,

Aprendiendo estamos

Y porque no decirlo hasta evolucionamos,

Pero envejecer nos obliga a entender

Y a aceptar lo que el destino en ocasiones algo puede esconder.

 

La vida hoy me da tantas alegrías

Pero la muerte silencia mi sonrisa de forma emotiva,

Por que por cada nacimiento

Alguien en este mundo deja en nuestro pesar su partida,

No me entristece

Por que como alguien dijo una vez somos hijos de la muerte,

Pero la misma solo nos hace pedir

Tener a alguien allí,

Alguien que nos recuerde que se puede sentir

Que muy a pesar de la  resignación se puede vivir,

Que en momentos difíciles

Sé que contigo cuento porque estas allí,

No puedo atarme a rencores

Y menos a odios y lamentaciones,

Solo me hago aun lado para que vivas

Como tu me lo propones.

 

Porque mi camino ala madures demuestra

Que en mi hay otras intenciones,

Por que cuando comprendes que la vida y la muerte

Son una en las mismas situaciones,

Es porque ya viejo estas

Y comprendes en la vida cada una de sus condiciones has de aceptar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.