PETALOS DE NOCHE

Una soga al pecho...*


AVISO DE AUSENCIA DE PETALOS DE NOCHE
Sangre oxidada...]

 

 

 

 

 

 

 

 

... he perdido el aliento                       -ya no sirve respirar-
el único pretexto de vivir
                                               era
                                         escribir-te el alma
    hasta desnudar mi corazón invisible
     re-editando la conjugación del amor*

... las inundaciones sanguíneas deletrean mi estado frágil
    a compadecer
                              permaneciendo en una textura quebrada
           figurando
           la mirada que he perdido entre las sombras
                                            entrelazándose fantasmas
                                            -donde gris me ves-

                                            borrándome a través del tiempo
ese tiempo que ignoramos
                       cuando nos amarramos una soga al pecho...,

cayendo
                el corazón a una combustión de latidos
-mi sangre
                te teme
                           el despertar de tus ojos desteñidos-

roja,
        amargo el vino que yergue mi vinagre al cielo corrompido
              por el despertar de tu mirada ahogada en la oscuridad,
                          donde he sido testigo de la atrocidad del destino*

quemándose las cenizas de un día gris perpetrado en la retina-
imaginó
              desnudarte los músculos
                                                           encontrando la fuerza del vacío
soñando
         ubicar las consonantes que se han obligado a enmudecer

                                                          en la textura de una hoja pálida
                   porcelana como tu piel que se ha aferrado al abismo,

entre peldaño y peldaño,
              un pie al silencio,

                   una huella
                                                             retenida
en el raspaje de mis dedos sin identidad

-apáticos al tacto que tanto he marginado por las corrientes inquietantes de la soledad*

tacto a tacto mis emociones dactilares,

                             corromperte los huesos

                                     desenredar-te los músculos

                                     hasta resucitar esos latidos
que se han fumigado por el veneno del tiempo*

el milagro llamado "pasión" no logra despertar el fénix

las cenizas quedan,
                      quedan marchitando mis sentimientos
                                                                         en cápsulas
                                                                         tatuadas en el féretro de mi pecho

sintiendo las luciérnagas experimentar la luz que se han encerrado en tus ojos...,

                                             sofocando cada sílaba crisálida que cae de tu mirada
como ese verbo fático apagado del aliento que se evaporó en ese adiós salino-


(Un sustantivo es la menudencia que oculta los horrores del adjetivo
                                            hiperbolizando la naturaleza de un verbo único e idílico)

 

 


...

Comentarios1

  • mariarl

    hermoso diferente



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.