Simon Rodriguez

LA. BAJADA. DEL. RÍO

LA BAJADA. DEL. RÍO

Desde el puente contemplo la bajada del río
que viaja sin prisa hacia su mar abierto
como sí estableciera un gran concierto
en medio de la arena. Sin llenarse de frío.


Mi juvenil presencia parecería un pañuelo
despidiendo su paso en la mañana despierta.
Y se introduce lento, sobre la herida abierta
en la tierra que abraza desde ayer, sin desvelo.


Por su paso se tejen todas las esperanzas.
Desde el árbol que sueña sobre copas plateadas
hasta el pez saltarino en las olas profanas.


No se aleja de mi, sus aguas son consteladas
como sí me miraran dejando sus andanzas.
Yo, aplaudo su espejo en danzas de campanas.

Comentarios1

  • jaquemate

    Fue un gusto leer tu soneto que reflejan la hermosa naturaleza y tu sentir hacia ella.

    Un abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.