mariat araure

ESCONDERSE



De madrugada los ojos se abrieron

No amanecía

No había   tiempo

 

Se abrieron mis ojos

Delante de mi 

un montón de hechos

resbalé, caí

Sorprendidos,

volvieron a cerrarse

Hoy... Preguntan, esperan

y se esconden

 

 

Comentarios1

  • boris gold

    Muy buena la nalogĂ­a entre tus letras y el tango.
    Un abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.