Jack Holmes

Un 30 de Mayo

Sonámbulo caminé
por el borde del abismo.
Tus ojos abiertos me vieron pasar.
Pudiste empujarme
¿Por qué no lo hiciste?
Pudiste tirarme al fondo del mar.

Ahogando mis males en agua salada
las malas heridas las cura el mar.
Nadando a mi lado
tres peces dorados.
Debajo del agua
poder respirar.

Si lloras por mí que no sea en vano,
regad la semilla a la orilla del mar.
Que crezca un árbol de frutos prohibidos.
Que crezca una planta de sueños perdidos.
Que crezcan los mares y ahoguen el árbol.
Los sueños perdidos no saben nadar.

Que crezca en tu boca pasión y recuerdo.
Que crezca la historia y volver a empezar
por más que no creas en el amor eterno,
por un largo rato podemos estar…

Me muero por verte y tus labios besar…
Me muero por verte y tus ojos mirar…
Si lloras por mí que no sea en vano,
regad la semilla y volver a empezar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.