david1906

Mi tortura

Y repentinamente te das cuenta
que las nubes grises
también forman parte del paisaje;
aquello que era indispensable
ahora se encuentra al filo del agua,
a punto de caer en un diluvio lleno de chascos.
No existe mayor tortura que la vaga idea del adiós...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.